Instalador de aire acondicionado: la profesión que viene

Se acerca la época en que la previsión para el verano comienza a hacerse patente. Es así que por estos meses previos a la temporada estival, puede detectarse un sustancial aumento de la demanda de aires acondicionados y, consecuentemente, de la búsqueda de mano de obra capacitada para la instalación de este tipo de dispositivos. Hoy en día, con el aumento de los hogares que deciden invertir en confort para combatir las altas temperaturas, tener conocimientos acabados sobre la materia se vuelve una ventaja comparativa fundamental a la hora de ofrecer servicios de colocación. Pero, hablemos de números: los precios de los equipos en este 2015, independientemente de los devenires de la economía, suelen comenzar en los AR$6000 y pueden llegar, dependiendo de sus características y prestaciones, hasta los AR$12000. Con estos datos podemos ahora enfocarnos en la faceta profesional: un técnico especializado en cualquier materia suele determinar sus emolumentos a partir de un porcentaje de lo que cuesta el elemento con el que va a trabajar, sea para colocar, arreglar o reemplazar. Según las estimaciones, que pueden deducirse fácilmente solicitando presupuestos o incluso realizando una búsqueda online en portales de servicios o ventas como Mercadolibre u OLX, vemos que ese porcentaje ronda el 25% del precio del equipo. Es así que la colocación de un aire acondicionado para este verano puede rondar entre AR$1000 y AR$1500 por trabajo realizado. AA Además si tomamos en cuenta el tiempo mínimo necesario para llevar a cabo una tarea de instalación adecuada, debería insumir unas 3 horas como máximo. En este escenario la rentabilidad por hora de trabajo se vuelve altamente atractiva. Tan sólo pensemos qué trabajo da un rendimiento por hora tan alto: $500/hr. Seguramente las profesiones que puedas pensar que se equiparen a este beneficio sean en posiciones gerenciales o de mando medio de grandes compañías. Sin embargo es necesario aclarar que, como se cree, el trabajo no empieza y culmina en una estación del año en particular. Es verdad que los equipos de frío tienen su demanda más elevada con el comienzo del calor, pero otra gran parte son equipos frío/calor, lo cual asegura un salida laboral permanente. Por otro lado un instalador de aire acondicionado posee conocimientos avanzados sobre refrigeración que le permitirán realizar el servicio técnico a heladeras y freezers que, convengamos, se utilizan durante todo el año y la necesidad de reparación puede darse en cualquier momento. Lo mismo sucede con la manipulación de equipos de aire acondicionado en automóviles. 43082667_l_2 En este escenario los alumnos de CENEDI se encuentran en una posición provechosa, no sólo por la calidad de los contenidos y la metodología implementada, sino también por el grado de independencia que adquieren nuestros alumnos en el proceso de cursado. Un caso testigo es el de Alfredo Lopez que, incluso antes de culminar el curso, pudo realizar diagnóstico en refrigeradores domésticos y asimismo realizar reparaciones. Hoy Alfredo cuenta con una amplia cartera de clientes ya que gracias a los conocimientos adquiridos y la correcta aplicación de los mismos logró que el boca a boca fuera su principal motor de promoción generandole ingresos mensuales superiores a los AR$10000. Sin lugar a dudas esta ocupación es una de las más redituables a la hora de elegir una profesión independiente. Si querés saber más sobre nuestro Curso de Refrigeración y Aire Acondicionado te invitamos a visitar la página del curso para que conozcas a fondo el programa de estudio, la modalidad de cursado y mucho más.